lunes, marzo 10, 2008

Viaje a París: Día 1

Jueves 6 de Marzo de 2008

Un jueves comenzaban nuestros cuatro días de vacaciones, que pasaríamos por la capital francesa. Así tras reunirnos mi niñita y yo, fuimos a Plaza de España desde donde salia un autobus que nos llevo directamente al aeropuerto del Prat, y allí facturamos las maletas y tardamos poquito a subirnos en el avión de Iberia que nos llevo hasta el aeropuerto parisino de ORLY. Una vez allí, y recuperadas las maletas de la cinta de equipaje, fuimos en busca del tren que nos tenia que dejar en dirección a la capital, pero los carteles la verdad es que no nos ayudaban mucho, así que más o menos conseguimos salir de allí por suerte xD, una vez encontramos la ventanilla compramos los billetes, sobre unos 9 € creo recordar que era el precio. Montados en el tren parecido a los tranvías de barcelona, pero con espacio reservado para las maletas. Así llegamos a una estación de tren, desde la cual tomamos un tren que ahora si nos dejaría en París.



Una vez en la ciudad, y viendo la maquina de billetes de metro no al entendimos demasiado, así que como no sabíamos donde quedaba el billete que combinaba todo, compramos unos diez billetes sencillos. Nuestro primer viaje en metro fue para llegar a la estación que queda cerca de nuestro hotel, el cual se encuentra en La Peletier, aunque había otras dos estaciones que también nos quedaban cerca, al final escogimos está, ya que su camino era muy complicado, y al final se hizo un paseo agradable.


Nos costo algo encontrar el hotel, su nombre Hotel Geoffroy Marie Opera, ya que la fachada no estaba tal cual como aparecía en la foto cuando hicimos la reserva, pero bueno nos atendieron perfectamente, y presentando la hoja que teníamos no hubo ningún problema, nos dejaron que viéramos primero para decidir si nos gustaba el lugar, y después pues abonamos la cantidad.

Una vez esto, y tras descansar lo justo y necesario decidimos mi peke y yo donde podríamos ir para aprovechar la tarde del jueves, así que como no íbamos a tener tiempo para ver otras cosas, decidimos pasar la tarde en el Museo del Louvre. Aquí es donde comenzamos a cambiar la ruta, siempre puedes tener una guía bien montada, pero por una razón o otra debes cambiarla, y aquí la cambiamos, porque el museo estaba previsto para el tercer día, pero bueno, la cosa fue bastante bien. El Museo cierra sobre las 18.00 así que teníamos tiempo de sobra, porque eran cerca de las 14.30, nos fuimos directos, y no tuvimos muchos problemas para llegar, Palais Royal, realmente esta cerca del hotel, si una persona quiere andar es un paseito, pero bueno a nosotros tampoco nos sobraba el tiempo para ir andando a todos los lugares.
Una vez entramos en la gran pirámide de cristal bajamos unas escaleras mecánicas que te llevan a una gran sala donde un gran número de entradas a galerías, lo complicado fue no encontrar ninguna ventanilla para comprar las entradas, y hacerlo en una maquina que funcionaba a regañadientes.

Una vez entramos fuimos viendo figuras, y de ella La Venus de Milo, más pasillos repletos de cuadros, hasta ver que había una gran multitud delante de uno de ellos, bueno, era la Mona Lisa pero en vez de un cuadro aprecia un sello de correos, muy pequeño, y protegido por un cristal para que nadie llegara a tocarlo, aunque con la seguridad que tenían iba a ser complicado.

Una vez salimos del Louve sin comprar ningún souvenir, ya es raro, pero es que no había anda :D, mi vidita y yo nos fuimos hacia el hotel, allí nos paramos en cualquier sitio a comer, como tampoco no conocíamos mucho la zona, y con lo caro que podría resultar un plato si nos metíamos en el sitio equivocado, preferimos ir a lo seguro, un burger, después a descansar, que mañana iba a ser un día duro, había que levantarse bien temprano para ir a Notre Dame.