martes, marzo 11, 2008

Viaje a París: Día 2

Viernes 7 de Marzo de 2008

Era muy temprano, creo recordar que sobre las siete de la mañana cuando salíamos del hotel en busca de la Île de la Cité donde se encuentra la catedral de Notre Dame. La sensación que nos daba la ciudad a esas horas era la de una ciudad que le costaba levantarse, a pesar que estábamos en una calle donde había panaderías y cafés ninguno hacia movimiento de abrir, extraño, porque a esas horas al menos se debía ver a gente moverse para el trabajo, quizás madrugamos demasiado. No tardamos mucho a llegar la estacion de metro de Châtelet, allí cruzamos el rio para llegar a isla, mientras veíamos algún tipo raro, los de siempre, deambulando por la ciudad.


Así llegamos a Notre Dame, de apariencia muy pequeña a lo que nos tienen acostumbrado a mostrar como algo inmenso, pero eso si, esplendida, hermosa. A esas horas no podíamos entrar todavía, así que mi niña y yo nos fuimos a dar un paseo por la isla y allí vimos una cafetería donde había una chica que nos preparo unos frankfurts buenísimos, el mejor que he comido en mi vida xD, siempre me acordaré, además que el precio tampoco era tan caro para el sitio en el que estaba, con bebida era 5€ cada uno, así que mereció la pena. Poco a poco el sol iba comenzando a salir y mientras esperábamos a que la catedral abriera sus puertas nosotros nos dedicábamos a hacer fotos.




Una vez entramos en el interior de la catedral quedamos maravillados de su interior, hermosa, increíble, ahora entendía porque tanto el hablar de Notre Dame, tras contemplarla un buen rato salimos, y de lo que antes era una plaza solitaria, ahora era una plaza abarrotada de gente esperando para entrar, así que nosotros nos dimos una vuelta mirando el resto de puntos de interés de la isla, pero por ejemplo Ste Chapelle hay que pedir cita antes de ir a visitarla, así que una cosa menos, pero si pudimos ver la figura de Square du Vert Galant y la Place Dauphine. Tras dar una vuelta salimos de las isla mirando las tiendas de souvenir que quedan en las cercanías de esta, y entramos en una cafetería-estanco, tipo a la cafetería que sale en la película de Amelie. Pasamos rodeando el aprque que se encuentra detrás de la catedral para ir al otro lado, y seguimos viendo las tiendas que quedaban al otro lado, donde una calle entera se dedicaba a esto, y allí es donde nos hicimos con la mayoría de los souvenirs que compramos para la familia y amigos.


Al salir de las tiendas nos unimos a una enorme cola que había junto a Notre Dame, era la torre que subía hasta arriba del todo, y como no, íbamos a disfrutar de las vistas de París desde ese punto de la ciudad. Así que mi niña y yo subimos hasta la primera salita, donde esperaban que saliera una cantidad de gente del torreón para entrar al siguiente grupo, allí estaba información de la historia del Jorobado de Notre Dame, con ilustraciones, libros y demás cosas. Al paso de algunos minutos ya nos dejaron subir y tras superar las numerosas escaleras, conseguimos llegar arriba, en el balcón central que se encuentra entre las dos torres, aquí las vistas ya eran alucinantes, la ciudad se veía hermosa, pero todavía podíamos subir más arriba, así que proseguimos el ascenso, hasta una sala donde en teoría habitaba el jorobado, y allí había una gran campana.



Al salir de la catedral fuimos en busca de la estación del Batobus, que se encontraba cerca, allí bajo el puente había un decorado cerca del río, de una película que estaban filmando quien sabe si algún día al ver una película nos encontramos con esa escena. El Batobus es un barco que transporta a la gente a través del rio Sena por los puntos de interés de la ciudad que son accesibles. Así nosotros nos subimos y hicimos el trayecto hasta los Campos Elysseos, allí llegamos a la Plaza de la Concordia, no si antes hacernos el timo del anillo en el suelo y ofrecerlo, pero a nosotros nos iban a pillar con tonterías de esas.




Tras comprobar que el metro hacia moverse toda la Plaza, seguimos por el los Campos Elysseos dirección hasta el Arc de Triomphe, donde por el camino nos paramos a comer alguna cosilla, un bocadillo de jamón dulce, y yo una crep de nutella, que rica estaba la condenada xD. Hasta llegar al arco vimos la zona más moderna de París con gran cantidad de tiendas, y al final la Plaza de Charles de Gaulle, allí veíamos a la gente encima del Arc de Triomphe, que es enorme. Una vez visto, tomamos dirección hacia el borde del río Sena donde encontraríamos la Tour Eiffel, y en el camino por casualidad nos topamos con la embajada española.

Al llegar por la zona, nos encontramos la Tour Eiffel al otro lado, pero por donde andábamos había un parque, en el vimos a gente cargando bolsas de basura, y la verdad que nos preocupamos viendo las pìntas que tenia esta gente, eran de lo mas sospechoso. Así que cruzamos el puente dirección la torre para estar cuanto antes, y allí una enorme multitud de gente que estaba en los alrededores, y las largas colas que había en cada pata de la torre para subir, y esto nos desanimo para subir, estaríamos cerca de una hora y media para poder subir. Así que tomamos dirección el Batobus, a parte también había muchos tipos raros como los del parque que estaban haciendo que vendían las figuritas de la torre, así que nos salimos cuanto antes de la zona cogiendo el Batobus.


Así que al final dimos casi entera la vuelta en el barquito, porque nos volvimos a bajar en la parada de Notre Dame, y de allí fuimos al metro hacia el hotel, donde tras descansar unas horas fuimos a pasear por las calles del alrededor, y allí comimos en un restaurante que tenían carteles en castellano, allí cenamos bien, pero que muy bien, así que al día siguiente volvimos al mismo lugar.