miércoles, marzo 21, 2007

Un dado...

Un día te despiertas, tiras un dado al cielo a ver si la suerte al fin te sonríe, y descubres que no, que esa historia no va por buen camino aunque tu intentases que así fuera, así que mejor tomar otra dirección, olvidar lo que te cegaba la vista, te incomodaba, y pasar a otro estado, ¿para que comerse la cabeza con algo que es un imposible, verdad? el hecho es que ahora voy viendo las cosas de otra manera ^^.