miércoles, octubre 18, 2006

13º día - Tokyo desde las alturas

28 de Septiembre – Torre Tokyo / Puerto de Tokyo / Harajuku
Me desperté a eso de las 11.30 de la mañana, tras la nochecita que habíamos pasado en Roppongi, así que deje a Chuck que descansará. Yo me fui a por mi desayuno y después al metro, directo hacia al zona de la Torre Tokyo.

Al bajarme en la estación y salir a la calle, vi lo que podría ser el Tempo Seisho-ji, pero no le di importancia, pero al estar un rato andando me di cuenta que podría ser, así que decidí volver por otro sitio al lugar, pero tan solo encontré un camino cerrado, y un cementerio, así que abandone la idea de visitarlo y tire hacia la Torre de Tokyo.

Torre Tokyo


Allí se alzaba ese enorme cuerpo metálico teñido de rojo, la cual parecía pequeña a pesar de su enorme tamaño. Una vez pague la entrada, me metí en el ascensor que sube al primer mirador, donde me sorprendió mucho como la chica que va en al cabina se pone contra la pared hablar, comentado a la altura que esta el mirador y todo eso, pero es que lo hace de una forma inocente xD. Una vez estaba arriba me sorprendieron mucho las vistas, pero todavía no estaba en la parte más alta, así que después de pegar un repaso con las cámaras desde allí subí al piso de arriba, de nuevo en ascensor, claro esta xD. Me acordaba de cuando subí al Umeda Sky Building de Osaka, pero Tokyo era realmente mucho más grande.






Templo Zojoji visto desde la Torre Tokyo
Al bajar compre algún que otro recuerdo de ella, y después de bajar hasta tocar suelo me dirigí al Templo Zojoji, donde me encontré con una enorme hoguera en el suelo, y dentro del templo a gente orando. No pase mucho tiempo, ya que no quería interrumpir el momento privado de esas personas, así que al salir me dirigí a la zona del puerto caminando desde allí. No debía ser difícil, pero he de decir que me costo algo orientarme allí.

Templo Zojoji

Durante el camino al puerto me acerque al parque Kyu-shibarikyu, un lugar donde se pueden sacar fotos preciosas, y muy tranquilo, idóneo para descansar, pero no tenia tiempo para ello, así que no tardaría de salir de allí para dirigirme al Hamarikyu-teien. Una vez estaba cerca del puerto y ya sabia donde se encontraba el parque, me encontré en una zona cortada. No había manera de llegar al parque, solo habían hoteles, así que a dar una enorme vuelta para llegar al parque, yendo en paralelo con la autopista que pasa por allí al lado.
Kyu-shibarikyu



Una vez dentro del parque se ve demasiado descuidado, al menos en un principio, pero luego tiene sitios realmente bonitos, el lago que esta en el centro hace que se reflejen los edificios en el agua, esto junto al sol tapado por las nubes lo hace especial. A parte tiene otros lugares como jardines de flores, donde se veían a japoneses haciendo fotos a las flores.

Hamarikyu-teien


Puerto de Tokyo
A la hora de volver, el mismo camino que utilice para ir hasta allí, por el cual me encontré con un restaurante español, al lado de la estación que esta justo al lado del World Trade Center. Allí tome la línea Yamamote para irme hasta Harajuku, donde vi a los extraños habitantes que tiene el Yoyogi Park. Justo al salir de la estación, hay calles con tiendas y lugares para comer, y allí es donde me pegue el descanso.

Tras eso, un paseo para encontrar la entrada del parque, una vez la encontré dentro vi numerosos turistas, siguiendo a sus respectivos guías. Tras estar caminando durante di con el Santuario Meiji. En el camino de vuelta la estación escogí otra dirección, pensando encontrarme algo diferente, algo interesante, pero no encontré nada. Era un camino asfaltado donde solo me encontré con nadie, era yo rodeado de árboles. El problema no era ese, es que había visto durante la tarde el cielo un poco con alerta de lluvia, y encima estaba oscureciendo, así que como me pillara una lluvia allí por donde tiraba? Al final salí al mismo sitio por donde había entrado al parque, y de allí me dirigí en metro hasta Ginza, donde debía hacer unas compras.

Santuario Meiji

En la parte baja de los centros comerciales tenían mostradores, y es que ese día salía a la venta el nuevo Pokémon de NDS, serían como las 18.30, y allí había gente haciendo cola. Yo llevaba la dirección apuntada del lugar donde encontraría la Kitty que debía comprar, la tienda oficial en el Nishi Ginza, pero la gente a la que le preguntaba parecía no entender nada, hasta que un trabajador de un parking amablemente me indicio donde era, al cual le agradecí de nuevo a la vuelta.

Al volver al ryokan no había nadie en la habitación, así que me espere. Al rato aparecieron todos que venían de Akihabara. Tras estar hablando de lo que habíamos hecho durante el día fuimos a cenar. Al volver nos quedamos hablando y consultando cosas en el ordenador, y después al futón, aunque algunos teníamos ganas esa noche de Roppongi.