domingo, septiembre 12, 2010

Golpe bajo

Desgraciados que hay por el mundo, no hay otra palabra para definiros. Cuando hoy fui en busca de mi coche me encontré con tal espectáculo, que mérito, ¿qué entretenimiento puede tener una persona en hacer estas cosas? ¿porque no os dais con la piedra vosotros mismos en la cabeza? quizás a partir de ahí tenéis unas ideas más normales. Que asco de chusma tenemos en este país. La gente honrada trabaja para vivir, para conseguir sus cosas con su esfuerzo, y como está la vida hoy en día, cuesta todo mucho más, para que venga un anormal, que es lo que tenemos abundantemente hoy en las calles. Muy triste, ahora habrá que renunciar a muchas cosas para pagar la estupidez de algún niñato de mierda.